Carlos Correa: No puede haber justicia social sin acceso a la información pública
22 septiembre, 2021
EE UU donará 500 millones de dosis de vacunas suplementarias a países con menos recursos
22 septiembre, 2021

CNU hace caída y mesa limpia y designa a dedo a tres autoridades de la USB

USB

En una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Universidades (CNU), celebrada la tarde del jueves 16 de septiembre, el ministro de Educación Universitaria designó no solo al nuevo rector interino de la USB sino que hizo una renovación exprés de cargos para los vicerrectorados Administrativo y Académico, a pesar de que estos dos no estaban vacantes y que el CNU no tiene competencia para ello

Apenas ha pasado 50 días desde la muerte del rector Enrique Planchart, rector de la Universidad Simón Bolívar (USB), lo que significó la ausencia absoluta en ese cargo, mientras, en paralelo quedó una puerta abierta para que las designaciones de cargos vacantes fuesen hechas a dedo desde la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu) y el Ministerio de Educación Universitaria, sin respetar las competencias de cada Consejo Universitario, tal como lo dicta la Ley de Universidades y como lo garantiza el artículo 109 de la Constitución.

En el texto publicado en TalCual Jugar al desgaste: otra estocada oficial contra las universidades, publicado un día después de la muerte de Planchart, el contexto en el cual esto ocurre es una década de retraso que inició en el año 2011 cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) trancó la posibilidad de renovar autoridades, una especie de juego de desgaste que se remite a la Sala Electoral y luego a la Constitucional, que admitieron recursos sobre los cuales no hay decisión alguna, lo que ha impedido la realización de nuevas elecciones. Esto ha generado el desgaste consecuente de quienes ocupan los cargos: renuncias, emigración, viajes, permisos no remunerados, problemas de salud e incluso el fallecimiento de cuatro autoridades universitarias aún en ejercicio. 

En una reunión extraordinaria del Consejo Nacional de Universidades (CNU), celebrada la tarde del jueves 16 de septiembre, el rector de la Universidad de Los Andes (ULA) Mario Bonucci alertó sobre una designación previamente decidida del nuevo rector de la USB, a pesar de que la convocatoria solo era para discutir el procedimiento por el cual se regiría esta casa de estudios ante la ausencia del rector.

De acuerdo con la Ley de Universidades, ante la falta absoluta del rector, el CNU tiene competencia para designar solamente a un rector interino por un período de 180 días, luego del cual se deberían convocar elecciones para el cargo.

«El Ministro (César Trompiz) informa que se designen además el Vice Académico y el Vice Advo (administrativo). Sorpresa!!! Ya la ULA ha manifestado que el CNU no tiene competencia para la designación», publicó Bonucci a través de su cuenta en Twitter, quien además de rector de la ULA también es abogado.

Las autoridades de seis universidades autónomas salvaron su voto (representa estar en contra de la decisión) ULA, UCV, UDO, Unexpo, LUZ y UCLA, y a pesar de que el representante de la misma Universidad Simón Bolívar fue el vicerrector académico y rector interino Luis Holder, quien ya tenía tras de sí una polémica designación por el CNU, pidió el derecho de palabra durante la reunión y expresó claramente la decisión de salvar su voto, el ministro Trompiz no lo consideró.

Con el aval de la secretaria permanente del CNU, Yadira Córdova, el ministro de Educación Universitaria César Trompiz designó a Jorge Stefani en el cargo de rector, a Victor Theoktisto como vicerrector académico y a José Vicente Hernández como vicerrector administrativo, quienes participaron en la reunión a pesar de que la convocatoria era solo para las autoridades y miembros de los Consejos Universitarios que fueron llamados para discutir los procedimientos que se implementarían en el caso de la USB. Las nuevas autoridades fueron juramentadas minutos más tarde de culminar la reunión.

Desde el martes 14 de septiembre, el Consejo Directivo de la USB —en sesión extraordinaria— había aprobado la postulación de veinte profesores para el cargo de rector interino. Fueron diez profesores postulados por la representación profesoral, ocho postulados por la representación del Ministerio de Educación Universitaria y dos por el propio Consejo Directivo: Diana Arismendi, Juan Bermúdez, Alexander Bueno, Luis Buttó, Ángela Chikhani, Rafael Fauquié, Gerardo Fernández, José Ferrer, Óscar González, Carlos González Obregón, Emilio Hernández, José Vicente Hernández, Julio César Herrera, Héctor Herrera, Julio Montenegro, Omar Pérez Avendaño, Jorge Stephany, Alejandro Teruel, Víctor Theoktisto y Daniel Varnagy.

Héctor Herrera, secretario encargado de la USB, informó que el miércoles consignó en formato digital y en físico un documento compilado de más de 300 páginas con el oficio producto de las decisiones del Consejo Directivo y los currículos, en orden alfabético, de los veinte profesores postulados. «Es una demostración de que en la USB contamos con profesores capacitados para ejercer las funciones de rector interino por el período establecido por la ley».

En la misma sesión se aprobó igualmente el acta con la resolución del Consejo Directivo del 28 de julio de 2021, en la cual se conoció la falta absoluta del rector y se delegó temporalmente las funciones rectorales en el profesor Luis Holder (vicerrector académico interino), de acuerdo con el Reglamento General de la USB, la Ley de Universidades y el principio de continuidad administrativa, hasta tanto el CNU designe un rector interino.

Pero durante la reunión, uno de los consultores jurídicos que intervino por parte del Ministerio alegó que «habían transcurrido más de 180 días (el rector Planchart falleció el 27 de julio, por lo tanto han transcurrido solo 50 días) y no hubo proceso electoral», y argumentó que se podía designar a los vicerrectores académico y administrativo; lo que significaba redesignar unos cargos que no estaban vacantes porque los profesores siguen ocupando sus cargos.
Uno de ellos es el vicerrector académico Luis Holder, quien había sido designado en 2017, también durante una sesión del CNU, cuando Hugbel Roa ocupaba el cargo de ministro. Esto ocurrió luego de la renuncia del vicerrector académico para ese entonces, el profesor Rafael Escalona, y se omitió una consulta interna que había hecho la comunidad universitaria para que resultara electo como sustituto el profesor Óscar González. La vicerrectora administrativa es Mariela Azzato, quien no ha presentado su renuncia y se mantuvo en su cargo luego de que el Consejo Directivo de la USB declarara la falta absoluta del rector.

Ángel Elías Sánchez Torres
Ángel Elías
¡Periodista comprometido con la verdad, aún cuando sea relativa!

Deja un comentario